MÓNICA FILIPPINI

Psicoanalista por vocación, mientras danzan en mí Evita y Freud, transito la vida con la mirada en los Derechos Humanos como única concepción de vida posible.

Tomando riesgos voy andando en este mundo convulsionado mientras la poesía del tango me recorre junto a mis ideales. Sin prisa intento contribuir a crear una realidad que sea más justa.

La utopía me marca el paso, me orienta y me enamora. 

Andar por la banquina es un modo de pensarse y pensarnos en que cada vez podemos volver a elegir y a reconstruirnos.  La banquina es ese margen que nos ordena y nos protege de nuestras propias oscuridades.

Vivir solo cuesta vida.

Ciudad de Pergamino, Buenos Aires, Argentina.

Publicaciones

LAS MIL Y UNA

«Y aquella noche fue para los dos hermanos y las dos hermanas la continuación de las mil y una noches por la alegría, la felicidad, y

Seguir Leyendo »

SIN CUARTO PROPIO

Feminización de la pobreza Todavía somos las pobres del mundo, todavía estamos en las trincheras, en la ola de femicidios del mundo, todavía nos invisibilizan. Virginia

Seguir Leyendo »

EL CUERPO QUE HABITO

Ni dieta, ni ajuste, ni patología, resistencia gorde deseo y autonomía. Yo puedo amarme un montón, pero salgo afuera y me hacen bullying, me amenazan, amenazan

Seguir Leyendo »

TODAS ESTAMOS SOLAS

El mito de la rivalidad entre mujeres Desde pequeñas nos inculcan la idea de la rivalidad entre las mujeres, es habitual escuchar expresiones como no hay

Seguir Leyendo »
Compartir en: