RITUAL DEL SUR

“Ritual del sur” es una canción que se acerca, por su rítmica, a los estilos de las cuecas, aunque no respeta dicha estructura. La misma fue compuesta en contexto de pandemia y refiere, casi con el carácter de una rememoración que se extraña y anhela, a las reuniones en las que se toca y canta, como si fuese una liturgia. A esa ceremonia de juntarse a comer, tocar y cantar, que por motivos de cuidados nos vimos compelidos a poner en suspenso, es a la que remite entonces la canción. Allí se nombran, también, a tres autores (Violeta Parra, Atahuapla Yupanqui y Alfredo Zitarrosa) que, a la vez que sus canciones son territorios por los que pasamos generalmente en tales encuentros, son algo así como un gran tridente compositivo de esta zona del mundo, que han abordado con belleza cuidada, el pasaje por la música y por la palabra.

La canción resultó ganadora, junto a otras 9 canciones, de un concurso nacional llamado “Nuevas canciones argentinas”, organizado por “Tango Sin Fin”, que es una organización que se dedica a la promoción de música argentina a través de actividades educativas y culturales.

En dicho concurso se presentaron 250 obras provenientes de 15 provincias del país.

Fue presentada a fines del año 2021. Las 10 canciones ganadoras fueron arregladas sinfónicamente por Exequiel Mantega para grupo y orquesta, y contaron con diferentes cantantes que le pusieron voz a cada una de ellas. En el caso de “Ritual del sur” fue cantada por Flor Bobadilla Oliva.

José Santucho

Compartir en: