AÑO 1973: CUANDO LA JUVENTUD PERONISTA SE HIZO HINCHA DE HURACÁN

El Huracán campeón metropolitano 1973, emergió a la par de la elección que llevo a Héctor «El Tío» Cámpora al gobierno poniendo fin a 18 años de proscripción del peronismo.

El Club Huracán nació en Parque de los Patricios, barrio tanguero y futbolero del Sur de Buenos Aires. Fue bautizado así en homenaje al nombre del globo que tripuló Jorge Newbery. Y el globo se transformó en su símbolo popular.

Y fue en aquel año 1973 cuando se consolidó su pertenencia a la tradición política social y cultural del peronismo.

Aquel Huracán era dirigido por César Luis Menotti y descollaban cracks como Brindisi, Houseman, Babington, Larrosa y el «Coco» Basile.

Ganaban los partidos desplegando un juego vistoso, efectivo y dinámico, repleto de habilidad y libertad creativa.

Recuperaba de ese modo nuestro estilo futbolístico tradicional que había sido dejado de lado por la irrupción de entrenadores y periodistas que promovían y promocionaban un fútbol europeizado que dejaba de lado la belleza y la alegría para priorizar esquemas tácticos mezquinos, cerrados y aburridos.

Aquel Huracán logro revalorizar el fútbol que siempre nos había gustado y emocionado a los argentinos. Y lo hacía a la par que el peronismo recuperaba el gobierno dejando atrás golpes de estado, dictaduras y gobiernos civiles títeres del poder militar

Fue entonces, en aquel contexto histórico de cambios revolucionarios que la Juventud Peronista, que ya se había puesto al hombro la campaña electoral bajo la consigna «Cámpora al gobierno, Perón al poder», … se hizo hincha de Huracán.

El historiador revisionista Felipe Pigna vivió esa experiencia. Tenía 14 años y militaba en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), brazo político de la Juventud Peronista en los colegios de enseñanza media.

«Con la militancia íbamos a la cancha a ver Huracán del 73. En aquel momento era como el equipo de la Jotapé y nuestros cánticos eran básicamente políticos, como aquel que proclamaba «Lo dijo el Tío, lo dijo Perón, hacete del globo que sale campeón» … Y casi todos íbamos con remeras de la Jotapé y también llevábamos banderas y pancartas» (declaraciones de Pigna al diario Tiempo Argentino del 15 de septiembre del año 2013).

Este vínculo de «La gloriosa Jotapé» con Huracán se había afianzado como pocos. Días antes de las elecciones, Menotti y la mayoría de los jugadores del globito firmaron la solicitada «El deporte con Perón», brindando su apoyo público al Frente Justicialista de Liberación.

El «Tío» Cámpora ganó las elecciones y muy pronto convoco a una nueva elección presidencial para que pudiera ser candidato Juan Domingo Perón, quien había sido el único argentino proscripto en aquella contienda electoral dispuesta por el dictador Lanusse.

El domingo 16 de septiembre de 1973, Huracán se coronó campeón. Y justo una semana más tarde el general Perón era electo presidente con el 62 por ciento de los votos.

Y el romance del peronismo con Huracán siguió fortaleciéndose. Así Perón agasajo al plantel en la quinta de Olivos por haber ganado el torneo metropolitano.

Y el 13 de diciembre de aquel 1973 condecoró en la Casa Rosada a Miguel Brindisi con la Medalla de la Reconstrucción Nacional. El crack de Huracán recibió esta distinción por haber rechazado ofertas millonarias para jugar en el exterior y decidir seguir jugando en el fútbol argentino.

Carlos Alberto Bonet

Compartir en: