HERMANOS EN EL ORGULLO

Roberto y Carlos Jáuregui

“En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política”.

Roberto Jáuregui

Fue un periodista, actor y activista por los derechos humanos.
Es reconocido por ser una de las primeras personas argentinas con VIH en visibilizar en los medios de comunicación masivos su historia de vida y las características del virus.

El 13 de enero de 1994 la comunidad de pacientes, familiares, amigos, voluntarios y trabajadores de la salud que desde distintos ángulos comprometen a diario sus esfuerzos en la lucha contra el sida sufrió el impacto de una noticia cuya repercusión resultó difícil aún de medir: Se fue Roberto Jáuregui.

Roby, como lo llamaban sus amigos, nació en La Plata un 12 de agosto de 1960. Desde su profesión de periodista se destacó por lo que sería un rasgo permanente de su personalidad: la frontalidad de sus opiniones, su fina ironía y su capacidad para abordar los problemas, aún los propios con una formidable mezcla de espíritu de lucha y buen humor, de la cual era imposible no contagiarse.

Roberto vivió su vida plenamente y, al enterarse de su condición de infectado por HIV desplegó la enorme capacidad de trabajo que lo caracterizaba. Cuando drogas como AZT eran de difícil obtención, tuvo el coraje cívico de hacer pública su situación y pidió ayuda a través de una simple carta de lectores.

La solidaridad generada alcanzó tal nivel que de inmediato ofreció parte de lo recibido para otros pacientes. Fue entonces que tomó una decisión que marcaría para siempre no sólo su vida sino también el propio desarrollo de la lucha contra el sida en la Argentina.

Al ingresar a la FUNDACIÓN HUÉSPED puso su figura, ya para entonces ampliamente conocida, a la vanguardia de la compleja tarea de informar, enfrentar los prejuicios, la discriminación, la hipocresía declamatoria de quienes mucho formulan y poco hacen, reclamar por los derechos de los infectados y enfermos. En síntesis, Roberto tuvo el mérito de legalizar la cuestión del sida, al exponer su propia situación ante la opinión pública.

Desde su tarea como coordinador de la FUNDACIÓN HUÉSPED, fue el impulsor de múltiples iniciativas tales como EXPRESIDA, los talleres para adolescentes de sida 93, actividades artísticas y culturales para la recaudación de fondos volcados a la prevención, la Campaña de difusión realizada conjuntamente con el Consejo Publicitario Argentino, innumerables charlas, conferencias, debates, participaciones en medios masivos de comunicación, siempre guiado por las ideas que lo distinguían: Difundir el mensaje de prevención para quienes no están infectados y el mensaje de esperanza para quienes portan este virus que parece ensañarse con la mejor gente de nuestro tiempo. Decía Roberto para los primeros: «El sida es una tragedia que puede evitarse, yo no supe como hacerlo, ustedes están a tiempo» y para los enfermos acuñó la consigna «Estemos aquí para el día de la cura». El no pudo estar, pero conociendo a Roby, sabemos que era un furioso enemigo de la tristeza.

La mejor manera de homenajearlo es tomar su bandera y su puesto y así ayudar a que sus consignas se hagan realidad. De esta manera, la muerte de Roberto Jáuregui no habrá sido en vano. Desde FUNDACIÓN HUÉSPED decidieron bautizar el Hospital de Día construído en el Hospital Fernández con el nombre de su coordinador, Roberto Jáuregui.

Era hermano de Carlos Jáuregui también un reconocido activista por los derechos LGBT+. Como hermanos tuvieron una relación muy unida y compartieron luchas conjuntas. Con Roberto se dividían las tareas: Carlos llevaba adelante los derechos del colectivo de la diversidad sexual y Roberto se especializaba con las demandas vinculadas al VIH.

ROBERTO JAUREGUI HABLA DEL SIDA FUNDACION HUESPED – ARCHIVO DIFILM
➡️ DiFilm – Roberto Jauregui habla del SIDA HIV

Carlos Luis Jáuregui

Nacido en La Plata en 1957, fue un activista LGBT, fundador y primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) entre 1984 y 1987. Alejado de la misma, en 1991 fundó además la asociación Gays por los Derechos Civiles y en 1992 encabezó la primera marcha del Orgullo Gay Lésbico en Buenos Aires. Ayudó a impulsar el primer proyecto de unión civil y la inclusión de la orientación sexual en la cláusula anti-discriminatoria de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Además, presentó dos querellas contra el arzobispo de Buenos Aires Antonio Quarracino por discriminación. Jáuregui basó gran parte de su activismo en la búsqueda de visibilidad mediática y la política de «darse a conocer», por lo cual escribió en diarios, participó en programas de televisión y publicó el libro Homosexualidad en Argentina.

Sentó las bases de la lucha por los derechos de gays, lesbianas, travestis y transexuales en una época de la Argentina en la que se requería coraje, valentía e imaginación para enfrentarse a la policía, a las leyes represivas y a la estigmatización mediática y social.

Fue además profesor de historia, especializado en historia medieval. En 1996, a los 38 años, murió a causa de sida, enfermedad de la cual habían sido víctimas también su hermano Roberto Jáuregui y su pareja Pablo Azcona. Tras su fallecimiento, una plaza en el barrio porteño de Constitución se nombró en su memoria y el 20 de agosto, día de su muerte, se estableció como el «Día del Activismo por la Diversidad Sexual». Una estación del subterráneo de la ciudad de Buenos Aires lleva su nombre desde el año 2017. Su historia fue llevada a la televisión en un capítulo del unitario Historia clínica, personificado por Gastón Pauls. El 23 de noviembre de 2017 se estrenó comercialmente en salas argentinas el documental sobre su historia de vida, dirigido por Lucas Santa Ana y coguionado junto a Gustavo Pecoraro, que recopila testimonios de amigos y activistas de diversas organizaciones.

Entrevistas: Gustavo Pecoraro (Escritor, periodista y compañero de militancia de Carlos) – Lucas Santa Ana (Director del documental El Puto Inolvidable)
➡️ A 21 años de la muerte de Carlos Jauregui

El Conti – Centro Cultural de la Memoria Haroldo.
Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (Ex ESMA)

Estación Carlos Jáuregui
Es la primera del mundo en llevar el nombre de un militante de diversidad sexual y Derechos Humanos. Esto contó con el apoyo de numerosas personalidades y militantes de Derechos Humanos. En marzo de 2017 se inauguró, mediante la Ley 5778, la estación de subterráneos de Buenos Aires.

El puto inolvidable | Vida de Carlos Jauregui
Guión: Lucas Santa Ana – Gustavo Pecoraro
➡️ Cine.ar Play

La banquina

Textos seleccionados por La Banquina

Compartir en:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on print