CERÁMICA E IDENTIDAD CULTURAL | ALICIA SABARTÉS

Se pueden identificar en la cerámica algunos aspectos que caracterizan la forma en que ciertas tradiciones se relacionan con una identidad regional o local. Además de ser un medio en transformación o metamorfosis continua; la capacidad de experimentación material en artistas contemporáneos que puede identificarse con un tipo de sensibilidad muy particular donde el arte y la vida resultan inseparables.

La materia con la que trabaja el ceramista contribuye enormemente a su obra, ya que al trabajar con el barro o la arcilla, se produce con un elemento muy voluble donde las manos y la creatividad están totalmente potenciadas.

El barro se convierte en esa materia que no inhibe para nada lo que siente el artista y lo que desea expresar en su obra, hace que en diferentes tiempos y lugares la cerámica sea portadora de la identidad cultural de los que habitaron.

Así, bajo la tendencia de la cerámica contemporánea y sus formas inesperadas, en lenguajes que pueden participar de hibridaciones y también habitar los soportes no tradicionales en performances y distintas expresiones conceptuales.

ENTREVISTANDO A LA ARTISTA CERAMISTA ALICIA SABARTÉS

¿Cómo te definirías como ceramista?
Me defino como una apasionada de la cerámica y también de la docencia. Puedo pasar horas encerrada en mi taller, trabajando o mirando videos de una nueva técnica de decoración.

¿Cuál es tu relación con la cerámica?
Sobre cuál es mi relación con la cerámica… La cerámica es un gran estímulo en mi vida. Tocar la arcilla fresca, colorear las pastas, tornear, retornear, pintar, hornear, esmaltar y volver a hornear, y sorprenderme siempre con los resultados que a veces superan mis expectativas y otras no tanto. Es la magia de la cerámica que se manifiesta recién cuando uno abre el horno y se encuentra con ese resultado de un gran proceso técnico y milenario. Es la magia del fuego que transforma lo que fue barro en un producto terminado y duradero que puede tener innumerables funciones, ya sea una vajilla para la cocina, un maceta para el jardín, un elemento decorativo, un jarrón, un objeto expresivo, una obra de arte.

Estudiaste la carrera de Profesorado en Artes Visuales en la Pettoruti. ¿En qué momento se dió tu interés por el arte y la docencia? ¿Cómo empezó tu afición por la cerámica?
Me instalé en Pergamino a los 21 años para estudiar música en el Conservatorio y como me llamaba mucho la atención el arte, un amigo me recomendó el taller del maestro Juan Manuel Arballo. Con él tome clases de pintura durante tres años. Luego me di cuenta que la música no era lo mío y me anoté en la Pettoruti, donde Rolando, el director de ese momento, me convenció para que hiciera la carrera. Nunca me imaginé que iba a llegar a ser docente y a trabajar en escuelas… En el último año de la carrera, se abre en Artes Visuales un taller extracurricular de cerámica con el maestro Guillermo Mañé de Rojas, y al año siguiente se abre la Tecnicatura Superior en Cerámica en la cual no dudé en anotarme y fue la mejor decisión de mi vida, una experiencia increíble donde conocí este maravilloso oficio.

Terminada esta segunda carrera (soy la primera egresada en Pergamino) empecé a dictar un taller abierto a la comunidad en Artes Visuales y luego tímidamente abrí mi propio taller que ya tiene 10 años, donde trabajo dando clases a adultos de cerámica y alfarería en torno. También trabajo como Profesora de plástica en la Escuela Primaria N° 4.

En los últimos años hemos podido ver una revalorización de la cerámica dentro de las artes visuales, ¿de qué modo te expresaste artísticamente en estos últimos años?
Con respecto a la parte artística participé como invitada en una muestra en honor a Frida Khalo en la Casa de la Cultura y otra con el tema de Gilda en el Espacio Registrarte. También en una muestra colectiva de cerámica y vitrofusión con otras nueve bellísimas mujeres del Arte del Fuego que se llamó Entorno al Corazón en el Museo del Ferrocarril.

Realicé una muestra individual en el Piccolo Spazio con el nombre La Herida de la Madre en el 2017 y otra hermosa exposición con la ceramista Marta Muller y la artista plástica Patricia Holeywell en el 2018, que se llamó Los Pensamientos que Elegimos Pensar.

También realicé varias exposiciones anuales de los alumnos de mi taller, en el Espacio Registrarte y en la Casa de la Cultura.

¿Crees que hay más talleres artesanales, más ceramistas y más alumnos que eligen hacerlo desde la enseñanza formal?
Al abrirse la Tecnicatura en Pergamino se abrió un mundo nuevo de posibilidades acá y en la zona, ya que muchísimos alumnos se están formando y están abriendo nuevos talleres de enseñanza, de producción artesanal para la venta y de producción artística.

¿Cuál crees que es el papel del ceramista en la sociedad contemporánea?
En un mundo donde debemos tomar conciencia del cuidado del medio ambiente y la naturaleza, es muy esperanzador que optemos por reemplazar tanto plástico contaminante y descartable por piezas de cerámica hechas en forma artesanal, duraderas, nobles y que embellecen nuestro entorno.

Autora | Silvana Gerlo

Invitada | Alicia Sabartés

> Si usted quiere contactarse con Silvana Gerlo, complete este formulario.

Compartir en:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on print