UNA DEUDA PENDIENTE: REPARACIÓN Y CUPO

¡¡Venimos a TRANSformarlo todo!! Estamos haciendo historia.
La resistencia travesti está en movimiento y no se detiene.
(Paulina Emma Gaetán – 2021)

El 7 de Julio de 2021, se promulgó en Argentina la Ley Nacional 27.636 “Promoción del Acceso al Empleo Formal para personas Travestis, Transexuales y Transgénero Diana Sacayan- Lohana Berkins. Una vez más, nuestro país se inscribe, como pionero en la ampliación de derechos humanos y del colectivo LGTBIQP+, no solo en Latinoamérica sino en el mundo.

La ley fue sancionada por el Congreso Nacional el 24 de junio y promulgada el 7 de julio por el presidente Alberto Fernández (Decreto ley 440/2021), quién en el marco del acto que se desarrolló en el Museo del Bicentenario sostuvo frases como, “hay quienes creen que dar derechos es un problema porque rompe el status quo”, “una sociedad que descarta a su gente, es una horrible sociedad” y que, en cambio, “la mejor Argentina es la que da derechos”.

Paulina Emma Gaetán es de Pergamino, ella es Trabajadora Social, estudiante de la Licenciatura en trabajo social y activista trans, fue la primera en obtener su DNI con cambio de género antes de la Sanción de la Ley de identidad de género promulgada en 2012, tiene una larga trayectoria de militancia en defensa de los derechos del colectivo, consultada sobre la implicancia de la ley para el colectivo travesti–trans–transgénero nos expresó: “Esta ley es fruto de una lucha colectiva en cada uno de los territorios. La ley constituye un paso fundamental en la reparación de las desigualdades históricas y estructurales que existen en la sociedad respecto a la población travesti-trans. Esta nueva norma ubica al país “a la vanguardia” en políticas de inclusión. Y no solo viene a reparar al colectivo travesti trans, sino que además viene a cambiar a la humanidad. La expectativa de vida para las mujeres travestis trans es de 35 años y para muchas éste será su primer empleo. El 95% no accede al empleo formal y cerca del 60% no finalizó los estudios secundarios”.

En cuanto al significante de reparación histórica y ante el interrogante de por qué era una deuda pendiente del Estado, Paulina agrega: “Esto es por todas las compañeras que quedaron en el camino sin la posibilidad de soñar siquiera con un DNI, esto es por la reivindicación de las existencias travestis que estuvieron subsumidas en la clandestinidad y la marginalidad, pero también, es para esas nuevas generaciones, para que no sientan la incertidumbre de un futuro nefasto y cruel.  La lucha Travesti Trans es una lucha histórica en término de derechos, pero también de Memoria. Esta ley se escribe con T y significa la reparación histórica a tantos años de silencio, discriminación, olvido, abusos y muertes. Es la reparación a tantos años de vulneración de derechos básicos y fundamentales. Fuimos víctimas de arcaicos códigos contravencionales; en la calle y descartadas por nuestras familias simplemente por ser y desde ahí aparecen eslabones de violencia a los que llamamos el travesticidio social. Esta ley significa el reconocimiento de una violencia estructural perpetuada durante mucho tiempo por el Estado, las instituciones todas y la sociedad. 

¡¡Hoy las travestis trans reivindicamos que somos sujetas políticas, sujetas de derechos y personas que no nos vamos a callar nunca más!!

Con resistencia travesti nos enfrentamos en diferentes momentos y espacios a unas y unos adversarios, las y los fundamentalistas, las y los autoritarios, las y los explotadores, las y los defensores del patriarcado y de la heteronormatividad.

La ley de cupo laboral, o ley de cupo, contempla aspectos como «la identidad de género; el libre desarrollo personal; la igualdad real de derechos y oportunidades; la no discriminación; el trabajo digno y productivo; y la educación». También abarca cuestiones como «la seguridad social; el respeto por la dignidad; y la privacidad, intimidad y libertad de pensamiento». Como así también la ocupación en los tres poderes del 1% la totalidad de su personal con personas travestis, transexuales y transgénero.

Además, la norma prevé incentivos económicos por contratación para el sector privado y establece que no podrán ser tomados como requisitos los antecedentes contravencionales y penales, ni tampoco la terminalidad educativa de les postulantes como requisito excluyente, «se permitirá su ingreso con la condición de cursar el o los niveles educativos requeridos», y será el Estado quien deba garantizar los medios para que esto se cumpla, también se prevé apoyo financiero para proyectos productivos travestis trans y líneas de créditos.

Para facilitar el procedimiento de selección laboral, se creará el Registro Único de Aspirantes con el fin de proveer un listado de candidaturas a los organismos demandantes. «La inscripción en el mismo no es obligatoria ni resulta impedimento para el acceso al régimen de inclusión laboral».

Está claro que esta ley es producto de la voluntad política de un gobierno que aspira a garantizar la inclusión social y la igualdad de derechos, nuevos puestos laborales abren la posibilidad de sobrevivir a muches que viven en condiciones de vulnerabilidad y al borde de la sociedad, pero el reclamo no cesa, la lucha continúa por otras conquistas como lo es, la Ley Integral Trans que contemple las infancias y las vejeces Trans/travesti/nobinaries en todas sus etapas de la vida.

La ley 27636, lleva el nombre de Diana Sacayan y Lohana Berkins, activistas trans, protagonistas de la lucha histórica del colectivo LGTBQI+, ambas fallecidas.

Diana Sacayán, fue salvajemente asesinada en el año 2015, en un crimen de odio, travesticidio, ella fue creadora e impulsora de la ley 14.783 de cupo laboral travesti, trans que se logró sancionar en septiembre del mismo año, y un mes antes de su asesinato, en la legislatura provincial, que la ex gobernadora María Eugenia Vidal dejó dormir durante 4 años sin promulgar, ni firmar su reglamentación. 

“Se puede construir con amor, en redes y con fuerza para soñar ese mundo en el que entremos todes”

Diana Sacayan

Lohana Berkins, falleció en febrero de 2016, en el Hospital Italiano como consecuencia de una enfermedad, tenía una larga militancia por los derechos trans en Argentina, fue asesora en la Legislatura Porteña, convirtiéndose en la primera trans del país con un trabajo estatal. Fue una de las impulsoras de la Ley de Identidad de Género aprobada por el Congreso en 2012.

“ No sé si la sociedad avanza en el reconocimiento de la diferencia; creo que avanzamos nosotras. A medida que muchos sectores postergados, marginalizados fuimos avanzando, a la sociedad no le queda otra que retroceder”

Lohana Berkins

Diana Sacayan

Lohana Berkins

Karina Gorordo

> Si usted quiere contactarse con Karina Gorordo complete este formulario.

Compartir en:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on print