EVO, 15 AÑOS

El Viernes 30 se cumplieron 15 años del comienzo de la gestión de Evo Morales, que finalizó con el golpe de estado, el 10 de Noviembre del 2019.

La población actual del Estado Plurinacional de Bolivia es de 11 millones de habitantes, de los cuales el 60% son descendientes de los pueblos originarios y alberga 37 grupos étnicos, distribuidos en 9 Departamentos.

Las ciudades más importantes fueron fundadas en el siglo XVI, Sucre (1538), Potosí (1545), La Paz (1548) y Cochabamba (1571). La  prosperidad de las minas de plata durante esos años, permitió una rápida expansión de la población en la ciudad de Potosí, que en el año 1574 contaba con una población de 120.000 habitantes. Durante los primeros años del siglo XVII, fue el mayor productor de plata del mundo, aún ahora se puede apreciar en Potosí su espléndido pasado, con sus iglesias, casonas y canales.

Desde principios hasta mediados del siglo XX, la producción de estaño fue una de las principales fuentes de ingresos, aunque esta riqueza benefició a unos pocos, a los barones del estaño: Patiño, Aramayo y Hoschild que ponían y sacaban presidentes y usaban al ejército como guardias.

Podemos señalar que, desde los tiempos de la colonia, Bolivia ha sido un país minero y esta actividad representa una importante fuente de ingresos para el país, por detrás de los hidrocarburos, sin embargo se consideraba una actividad marginal.

En el año 1997, la Confederación de Trabajadores del Trópico Cochabambino, liderada por Evo Morales se fusiona con el Movimiento al Socialismo (MAS) y llega al Parlamento como diputado por Cochabamba.

El 22 de Enero del 2006 toma posesión como el 65º  presidente de Bolivia. Los pueblos originarios, que fueron humillados, despreciados y marginados durante 500 años, finalmente eligieron uno de los suyos.

Algunos logros durante la gestión de Evo Morales:

La bandera de Evo Morales al llegar a la Presidencia de Bolivia fue la justicia social, mediante la distribución equitativa de las riquezas del país. También priorizó los derechos de los sectores más vulnerables de la sociedad, que habían sido ignorados durante décadas, así como la inclusión social y política de los pueblos originarios y campesinos. 

El programa económico y social de Evo Morales y del Movimiento al Socialismo (MAS) transformó a Bolivia en una de las naciones con mayor desarrollo de la región. Estos son algunos datos que lo confirman:

  • Desde el inicio de su mandato, decretó la nacionalización de empresas y los recursos hidrocarburíferos del país, como el gas natural.
  • El producto interno bruto creció 327% en los últimos 13 años y llegó a 44.885 millones de dólares en 2018. En el último informe de perspectivas económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), Bolivia resultó la economía con el mayor crecimiento económico a finales de este año con una proyección de 3,9%.
  • El «colchón financiero», que incluye las reservas internacionales, depósitos y aportes a las AFP, subió a 53.269 millones de dólares.
  • En el período 2006 / 2017, el ingreso anual per cápita pasó de 1.120 dólares a 3.130.
  • En 2005 Bolivia era el segundo país con mayor nivel de deuda externa con el 52% del PIB. Para 2018, se convirtió en el séptimo país menos endeudado de Latinoamérica, con 24% de deuda.
  • A partir del año 2006 médicos, odontólogos y enfermeros cubanos realizaron miles de intervenciones quirúrgicas en la población más vulnerable.
  • El % de analfabetos descendió desde 23% en 1995 a 2.7% en el 2020.
  • Construyó kilómetros de carreteras, como así también numerosos  hospitales, viviendas y escuelas

Entonces, los logros mencionados, nos permite reflexionar que los derechos a la educación, salud y vivienda son posibles. Nos permiten pensar que el bien común o el buen vivir quizás sea el primer escalón de las democracias del siglo XXI y lo que es más importante, podríamos pensar que es posible modificar la dura realidad de America Latina.

El 10 de Noviembre del 2019, después de varios días de conflicto, Evo Morales renuncia, la derecha fascista, encabezada por J. Añez, con la complicidad de las fuerzas armadas, la policía nacional y el Secretario General de la OEA, Luis Almagro logra su objetivo, derrocar al gobierno. Las irregularidades durante el proceso electoral, denunciados por el secretario General de la OEA, fueron los pretextos para derrocar al gobierno democrático.

La aventura neoliberal tuvo una corta vida, el 18 de Octubre del 2020, Luis Arce, ex Ministro de Economía durante la gestión de Evo Morales, gana las elecciones con el 55% de los votos.

Una vez más, el neoliberalismo fracasó, esta claro que la teoría del derrame no funciona en ningún país latinoamericano, es solo un mecanismo para lograr el triste título de ser la región con mayor desigualdad del mundo… 

Quizás sea un buen momento para pensar que cuanto más injusta es una sociedad, mayor es la violencia que genera… solo es cuestión de elegir entre una distribución más justa o una mayor violencia, pues ambas cosas no son posibles!!!

Las fotos fueron tomadas entre  el 15 y 18 de Noviembre de 2019 en La Paz, durante las manifestaciones en contra del golpe de estado que exigía la renuncia de Evo.

Santiago Meira

Compartir en:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on print