FUTBOL DE IZQUIERDA Y FUTBOL DE DERECHA

Existen dos corrientes de pensamiento futbolístico- filosófico. Son dos formas antagónicas de entender el futbol y también la vida. Una es una vertiente de izquierda y la otra es de derecha. A la de izquierda se la denomina “conceptualista”, tomando como referencia el punto de vista filosófico que defiende las ideas en abstracto, es decir no contaminadas por el utilitarismo y el pragmatismo de las coyunturas. A la de derecha se le llama “tactisista”, porque no repara en medios para lograr los fines.

El futbol está gobernado por una palabra: triunfo. No es ninguna novedad, y todo lo que se hace en fútbol, se hace pensado en ese principal objetivo, pero los caminos elegidos por esas vertientes son opuestos. Para el pensamiento futbolístico “de izquierda” se trata de intentar “jugar bien para ganar”. En cambio, para el pensamiento de derecha, “lo importante es ganar de cualquier manera”.

Resulta entonces necesario desarrollar sintéticamente un análisis futbolístico de ambos estilos. Para la izquierda, jugar bien significa imponer un estilo frente al rival. Ese estilo tiene como premisa la posesión de la pelota, su circulación a ras del piso, el intento de salir jugando desde el fondo de la defensa y el medio campo, como lugar de generación de juego para llegar a posiciones de ataque con la pelota dominada. La vocación ofensiva es irrenunciable, como lo es también la lealtad con el adversario y la solidaridad con los compañeros. La búsqueda de la belleza, la libertad y la alegría son metas esenciales que no se negocian.

Para la derecha, ganar de cualquier manera se vincula y relaciona con el pragmatismo más beneficioso, desentendiéndose de la belleza. Entonces se tiran diez pelotazos a dividir para ver si en alguno de ellos se puede sacar ventaja por un rebote afortunado. Y también llenan de centros el área contraria en busca de un cabezazo salvador. Y no dudan en retrasar el equipo y tirar la pelota a la tribuna para sostener un resultado. Además acostumbran a jugar al límite del reglamento, haciendo tiempo con caídas fingidas y apelando como método de defensa a los llamados (por ellos) «foules tácticos” ¿”fair-play”?… Lo consideran una debilidad propia de románticos ingenuos.


Nombres propios

A la corriente de izquierda (conceptualismo) la sostienen Cesar Menotti, Alfio Basile, Néstor Gorosito, Gabriel Milito, Marcelo Gallardo, Ariel Holan, Ramón Díaz, Gerardo Martino, Miguel Brindisi, Ángel Cappa y Ricardo Lavolpe, entre otros.

A la corriente de derecha (tactisismo) la defienden Carlos Bilardo, Miguel Russo, Oscar Ruggeri, Edgardo Bauza, Julio Falcioni, Gustavo Alfaro, Ricardo Zielinski, Alejandro Sabella, Caruso Lombardi y Juan Manuel Azconsabal, entre otros.

A nivel internacional, la izquierda en el futbol esta representada por el entrenador español Pep Guardiola y nuestro compatriota Marcelo Bielsa, ambos dirigiendo en el fútbol inglés. En tanto, a la derecha en el futbol la sostienen el portugués José Mourinho y otro compatriota: Diego Simeone, que dirige el Atlético Madrid.

Con los dos estilos se gana y se pierde.

Con los dos estilos hubo, hay y habrá equipos y selecciones campeones.

Al respecto, sostiene Jorge Valdano: “Todos queremos ganar, pero solo los mediocres están dispuestos a renunciar a la belleza”.

Carlos Alberto Bonet

Compartir en:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on print