ÚLTIMOS MURALES EN EL PASAJE DE LA MEMORIA | MURALES QUE CUENTAN HISTORIA

En el Espacio para la memoria ex Comisaría 1ª de Pergamino se descubrirán en este mes de mayo, los dos últimos murales de una serie de cinco, que se pintaron sobre una de las paredes internas del edificio de calle Dorrego 636. La propuesta artística, denominada Pasaje de la Memoria, es una primera intervención del lugar desde su desafectación. Estas cinco obras marcan la apertura del espacio para que sea recorrido y visitado por la comunidad de Pergamino.

“Pasaje de la Memoria. Murales que cuentan la historia” es una iniciativa de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), la Asociación por la Memoria y los DDHH de Pergamino y el Colectivo Antirrepresivo 7, como integrantes del Espacio para la memoria ex Comisaría 1ª de Pergamino. Se trata de una intervención del edificio de calle Dorrego 636 desde su señalización y luego su desafectación y creación del espacio.

La comisaría ya había sido señalizada como Sitio de Memoria en 2014, durante el desarrollo del juicio Saint Amant II, por su funcionamiento como centro clandestino de detención durante la última dictadura. Posteriormente, por iniciativa de los organismos de DDHH y las familias de las siete víctimas de la masacre ocurrida el 2 de marzo de 2017, también se había colocado en la fachada del edificio una señalética que recordaba a este hecho. El 2 de marzo de 2022, al cumplirse cinco años de la masacre de Pergamino, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) junto a familiares de las siete víctimas, integrantes de la Asociación por la Memoria y los Derechos humanos y el Colectivo Antirrepresivo 7, tomaron posesión del edificio de la ex comisaría 1ª. El acto se realizó tras la firma del comodato donde el Municipio cedió el inmueble a la CPM por 20 años, para el funcionamiento del Espacio por la memoria y la promoción de los derechos humanos ex comisaría 1ª de Pergamino. La ordenanza que en 2018 creó por unanimidad de todos los bloques políticos el espacio, dispone la gestión conjunta de las organizaciones, los familiares y el Estado.

“Esos murales son una primera marcación hacia el interior del edificio, que implica por un lado la efectiva posesión del edificio como sitio de memoria y también la construcción de un primer relato institucional de ese espacio, un relato que incorpora las voces de la comunidad de Pergamino” tal como expresó la directora de Investigación y Sitios de la CPM Samanta Salvatori.

El Pasaje de la Memoria propone recorrer, a través de cinco murales emplazados en las paredes del pasaje interno del Espacio, momentos paradigmáticos de la historia nacional y pergaminense signados por la violencia estatal y, particularmente, por el rol que tuvo la dependencia policial en cada uno de esas cinco historias: el golpe de Estado de 1955, el Pergaminazo, la Dictadura cívico-militar y eclesiástica de 1976, la violencia institucional en los años de democracia y la Masacre ocurrida el 2 de marzo de 2017.

Existen en el país muchos lugares de memoria, que están asociados a la última dictadura militar, pero que fueron espacios marcados por la violencia estatal antes y después de 1976. En el caso de la comisaría 1ª de Pergamino, indudablemente, la expresión más cruel de la continuidad de esas violencias es, sin duda, la masacre de los siete jóvenes.

En este mes de mayo se inauguran los dos últimos murales el de la Dictadura cívico, militar y eclesiástica de 1976 y el que refleja el último hecho de violencia institucional en la ex Comisaría 1ª y que tiene que ver con la masacre de los siete jóvenes.

A diferencia de los anteriores estos murales fueron creados y pintados por artistas de Pergamino.

El mural sobre la última dictadura 1976/1983 fue realizado por el Colectivo de Artistas NADIE OLVIDA NADA que coordinan Silvina Morris y Silvana Gerlo, con curaduría de Hugo Masoero, en este mural Ariel Fessler pasó a bocetos la idea colectiva, con la intervención de Paulo Scarlato, Marco Susan, Daniel Oberti, Marcela Cenacchi, Alejandra Montini, Ma Elena Scolá, Damián San Martín y Constanza Acosta. Colaborando en notas, textos y registros: María Cobarrubia, Raquel Faraoni, Carmen Rolandelli y Natalia Tealdi.

El mural sobre la Masacre de los 7 jóvenes estuvo coordinado por Damián San Martín, con Marco Susan, Lucas Montero y Virginia Del Basso.

Silvana Gerlo

Compartir en: