ARMANDO

El castillo de naipes

Era ladrón y bello.
Nos ponía
las cartas de trampear sobre la mesa.
Se podía apostar.
Si uno quería
le jugaba jugando la inocencia.
Pero el nos advertía.
Preguntaba
si estábamos seguros, si la apuesta
no haría daño a nadie y si podíamos
pagar nuestra inconciencia.
Nosotros, ese pueblo presumido, inconciencia
amarillo de trigo, harto de vides,
petroleros a ciencia y a conciencia
creíamos aún que bien valía
tirar canas al aire, usar el crédito
a cuenta de los pobres que pagaban
con su trabajo nuestro aburrimiento:
las misas del domingo, las comidas
estrepitosas de la parentela,
el sexo cotidiano, el tedio obeso,
la vuelta al perro de la plaza muerta.
Era hermoso el ladrón.
Tiró las cartas
y nos ganó, de uno en fondo, las cosechas,
el tractor, el ganado, los galpones,
el forraje, la aguada, las viviendas
y cuando habíamos perdido todo
y ya, matar el ocio, no era fiesta,
nos dio crédito, plazos, intereses,
contratos y dogales, hipotecas
de este siglo hasta el otro de manera
que ya nadie se aburra y todos jueguen
el póker mágico de Latinoamérica.
Se fue, llevándose hasta los suspiros,
pero dejó en la mesa su tarjeta:
Fondo Internacional. Así de simple.
Y Wall Street a secas.

Armando Tejada Gómez – Buenos Aires, junio 21 de 1983
«Bajo Estado de Sangre», Torres Agüero Editor, 1986

Armando Tejada Gómez (Mendoza, 1929 – Buenos Aires, 1992), poeta, letrista, escritor y locutor, relacionado con la música folklórica. Es el autor de la letra de «Canción con todos», considerado Himno de América Latina. Incluido entre las máximas figuras autorales del folklore argentino.

De ascendencia huarpe, penúltimo de veinticuatro hermanos, hijo de Florencia Gómez y de Lucas Tejada, tropero que llevaba ganado desde Mendoza a San Juan y Chile. De origen humilde y formación autodidacta, fue canillita, lustrabotas, albañil, delegado del gremio de la construcción, locutor de LV10 Radio de Cuyo a partir de 1950, diputado provincial en 1958 por la Unión Cívica Radical Intransigente, sector que abandona al año siguiente para formar un bloque independiente; integrante de una delegación parlamentaria que visita China, la ex URSS, Checoslovaquia y Francia, a su regreso se afilia al Partido Comunista. En 1960, al terminar su mandato como legislador, vuelve a su trabajo de locutor e inicia con la zamba “La de los humildes” sus colaboraciones como letrista junto al cantautor Manuel Oscar Matus, con quien sentaría, en 1963, las bases del Movimiento Nuevo Cancionero. Publicó entre 1954 y 1994 trece poemarios, una autobiografía, dos novelas y varios discos (entre audiolibros y canciones en coautoría con diversos músicos).

Edgardo Guevara

Compartir en:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on print