EL CHE GUEVARA ERA HINCHA DE ROSARIO CENTRAL

Ernesto “Che” Guevara nació en Rosario el 14 de junio de 1928. Fue médico, político, guerrillero, escritor… y además le gustaba el fútbol y era hincha de Rosario Central.

Quienes primero difundieron esta información, que el “Che” era hincha de Central, fueron sus amigos y compañeros de viaje Alberto Granados y Carlos Ferrer.

Después su hermano menor Juan Martin Guevara reafirmó este relato, recordando que estando en Buenos Aires a principios de los años 50, el “Che” solía llevarlo a la cancha para ver jugar a Central.

Por su parte, el inmenso Osvaldo Bayer contó que en Alemania entrevistó a Celia Guevara (hermana del “Che”), quién le confirmó el sentimiento del “Che” por el club rosarino. Esta reafirmación alegro mucho a Bayer, porque él también era hincha de Central.

Otra prueba categórica al respecto la brindó un estrecho colaborador del entonces presidente de la Nación, Arturo Frondizi. Resulta que el 18 de agosto de 1961 a él le correspondió ir a esperar al “Che” a Aeroparque y después trasladarlo a Olivos.

Guevara terminaba de participar en Punta del este de la Conferencia Internacional Económica y Social Interamericana y Frondizi había enviado un avión especial para traerlo en el mayor de los secretos para poder entrevistarse con él.

Durante el trayecto en automóvil rumbo a la residencia presidencial, el “Che” rompió el hielo hablando de fútbol, queriendo saber cómo le estaba yendo en el campeonato a su Rosario Central. El colaborador de Frondizi era muy futbolero y entonces pudieron mantener un amistoso diálogo.

El club Rosario Central hizo público su orgullo por la pertenencia del “Che” en sus filas en 1997, cuando se cumplían tres décadas de la muerte de nuestro heroico revolucionario (9 de octubre de 1967).

Fue entonces que una delegación de 65 centralistas viajo a Cuba para decirle al mundo que el “Che” era hincha de Rosario Central. Casi todos los integrantes de la comitiva pertenecían a la mítica agrupación Organización Centralista para América Latina (OCAL).

Entre los viajeros estaba Aldo Poy, e máximo ídolo de todos los tiempos para los hinchas “canallas”.

Ya en Cuba, fueron recibidos por los miembros de la embajada argentina en la isla. Muy felices, estos turistas se vistieron después con remeras con la imagen de Guevara inmortalizada por el fotógrafo Alberto Korda y con inscripciones alusivas a Rosario Central.

Marcharon en bulliciosa caravana gritando con alegría “¡EL CHE ES DE CENTRAL!”, mientras eran aplaudidos por muchísimos cubanos y cubanas.

En la caravana también participaron dos hijos del “Che”: Camilo y Ernestito Guevara.

En el Museo de la Revolución depositaron una camiseta, un banderín de Rosario Central y una placa recordatoria de este acontecimiento inolvidable.

Durante la estadía en la isla se dieron además el gusto de recrear el gol más famoso de la historia de Central: el que convirtió Aldo Poy a Newell’s Boys el 19 de diciembre de 1971. Golazo con que se ganó el clásico y abrió las puertas para el primer grito de ¡CAMPEÓN!.

También repartieron entre el piberío 600 kilos de útiles escolares, dulces, golosinas, leche en polvo… y camisetas y equipos completos de Rosario Central.

Todo fue una fiesta transmitida por Radio Revolución y televisada por la televisión estatal cubana y por el programa “El aguante” de Torneos y Competencias de la televisión argentina. Asimismo varios periodistas rosarinos fueron testigos y protagonistas de todo lo vivido.

Desde entonces el rostro del “Che” está siempre presente en las banderas de Rosario Central en cualquier cancha donde jueguen.

Carlos Alberto Bonet

Compartir en: