PRESENTACIÓN DOSSIER | NI EL TIRO DEL FINAL

El 1 de septiembre del 2022, acaba de quedar grabado en los anales de nuestra Historia. Entre el estupor y el desconcierto, intentando comprender lo que a nuestros ojos se replicaba en todas las pantallas, permanecimos acorralados bajo el efecto paralizante de lo que pudo haber sido y no fue.

Todos y todas vimos el mismo hecho: un arma apuntada al medio del rostro de nuestra Vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner. Una bala que no salió se constituyó en la naturalización del odio que ejerce la crueldad sin pasión ASÍ GERMINÓ, NATURAL ese instante ANTE LA FUGAZ ORFANDAD que hubiese quebrado el sistema democrático que tanta muerte y dolor han costado sostener. Una vez más LOS MISMOS DE SIEMPRE tomaron cuerpo ante todos y todas. Pudiendo enumerar conceptualmente y de manera cronológica los hechos históricos que nos diferencian y entran en tensión. Imposible por estas horas no escarbar nuestro suelo en el derrotero social y político, para comprobar una vez más que hemos construido derechos y políticas públicas bajo la perversa sombra de LOS PROFETAS DEL ODIO.  

Históricamente nuestros desgarros, tristezas e instantes de felicidad se han manifestado en el abrazo público. Somos LA PLAZA. EL SUCESO. LA MEMORIA. Por eso el día después, liberamos el grito desgarrando el corazón de cuajo para exorcizar un presente que late ante un pulso marcado por el TODO SIGUE IGUAL. Al decir de Gustavo Pérez Ruiz:
Revisar la historia y contextualizar causas y efectos es una obligación de responsabilidad y honestidad intelectual”.

Vaya esto último como manifiesto de la Palabra Banquinera.

María Cobarrubia

Compartir en: