POESÍA JOVEN EN LA NOR-PAMPA | SEBASTIÁN BERNAL

"Escribo para entender un poco más"

Sebastián Artemio Bernal es padre de tres hijos. Gastronómico, escritor, compositor, cantante y un Púgil ordinario, melancólico, que le ha valido el mote de Metáfora. 

Cuenta con una vasta y felizmente olvidada biografía en la que se destacan sus seis novelas publicadas de modo independiente, dos libros de poesía, un musical y una opereta. Cuenta con más de sesenta composiciones musicales y ha participado en distintos escenarios como intérprete de tango. Actualmente es parte de un conjunto musical comprometido con el desarrollo y promoción de…

El mismo nos dice, a borbotones, fiel a su estilo estas partecitas y algo más de su vida: 

Escribo, como todos, para entender y organizar un poco más las cosas. Este pequeño elástico escenario donde largo a pelear a las gallinas…

Soy, ante todas las cosas, gastronómico. Como Bukowski… sueño hacer zapatos y a tan sofisticada mercancía la devoro o comercio vorazmente.

A veces soy el hombre que fue jueves. Los Ranqueles de Julio V Mansilla. La guerra por quién doblan las campanas. El gordito… patrón de la pelota.

Soy Dédalo llamándose a silencio. Soy Horacio y La Maga, azul de frio. Soy, como Julio Cesar, todo el hombre que quiere la mujer… y viceversa. Soy el hijo de Lito y de la Norma. Y un humilde soldado Peronista.

Soy un hombre feliz, como se debe: de a poco y a sorbitos. Y eso vasta. 

Mi alegría son los hijos de mi sangre. Los hijos del talento; Tarambanas, que nos hacen partir antes del brindis, que tropiezan, se cagan o hablan fuerte… mosquinos… corcovados… sediciosos… pero los quiero igual… mis soretitos… y ellos también me quieren o lo intentan… sabidos que la suerte no es pa todos. Y esa es toda mi escusa y su consuelo.

Sigo encontrando amigos… sin quererlo. Debajo de una boina, una guitarra, un flete un ministerio de obras públicas. Sigo encontrando a Kaflka en los banquillos a Lovercraf, Grousac… la pesadilla… la falta de interés de Zaratustra por los que sepultó la pleamar humana.

Sigo perdiendo todo… los archivos. Sigo sembrando hermanos, cachetadas. Sigo auscultando cáscaras de flores y escondiéndome a la hora de la cita. Quiero ser nada más ni nada menos que esta generación con la que duermo, me levanto, me choco, me resigno, me incorporo, me enfrento… me desarmo para dormir desnudo frente al fuego de San Pedro y San Pablo, en el campito. Como Pinki y cerebro… algo del mundo.

Siento pena por todo lo que he amado… Piedad por lo que he odiado y padecido. Sufro las vanidades del pleonasmo. Amo las tentaciones de la anécdota. Curso las presunciones de un ridículo personaje cetrino de Carriego. Y en el lugar que menos sospechaba… he vuelto ser el hombre que soñaba ver crecer a sus hijos con orgullo…”

GENESIS

Para todas las chicas y los chicos
Para todas las chiquex y los putos.

Para los que hacen dieta y se la lastran
Para el que eructa tuétano de burro…

Para el que come argolla de cebollas…
Para el que mea su sexo en el juzgado.

Para los que Te estigmatizan de violento
Para los que vegetan de veganos.

Para el que solo mide con su vara
Para el que solo piensa con la culpa.

Para los pervertidos, los filántropos
Para la empresa libre de la cúpula.

Para los que se amoldan a un salario
Para el repartidor que hace ondas extras.

Para las nobles dueñas de caniles
Para el que asiste a un jipi en la vereda.

Para el que se amordaza con salmuera
Para el que afirma «el cerdo es como el chancho».

Para los pensionistas de la esvornia
Para el que hace zaranda por el mango.

Para los que se biaban con membrillo
Para los de más treinta y menos de algo.

Para los que grafican con el orto
Para los memoriosos fracasados.

Para los que militan el diptongo
Para los del acampe al diccionario.

Para los que hacen patria en plaza sésamo
Para los que cincelan el metano.

Para los de la historia sin futuro
Para los que usufructúan del pasado

Para los tenedores implacables
Para la sobriedad del desdichado.

Para los de la peña de barones
Para los descendientes del engaño.

Para los que se animan al cuarteto
Para las que se cansan de cansarnos.

Para todas las viejas de los viernes
Para los cocainómanos del sábado.

Para el karaoke alegre de los miércoles
Para el café del jueves frente al banco.

Para el esteta alegre de cultura
Para el que se recicla y canta tangos

Para vos corazón que me olvidaste…
Para mi… resentido y ordinario.

Para vos putimala… misteriosa
Para mi… consecuente… trastornado.

Para vos que esperas que se me pase
Para mí que te juro no me pasó.

Para todas las casas funcionales
Para toda la mierda de estos años.

Para el montón de cuervos que nos mandan
Para Gloverto, Macri, Carrió y Chano

Mis más respetuosos saludos…

1 SAMUEL: 30

Mis guerreros
Mis bestias
Mis dragones
Mis únicos testigos
Mis hermanos.

Desde un hopi de sombras y traiciones
Los miro envejecer
Pobres y heroicos
Con sus armas de ingenio y de camino
A un lado de mis túnicas rasgadas.

Mis guerreros
Mis bestias
Mis dragones
Mis únicos testigos
Mis hermanos.

Cruz de vino en la frente
Manzaneras
Toboganes de piel, malas palabras
Un fulbito en la punta de la calle
Y un rey momo de goma desechable
Frente al balcón de un barrio
De mendigos
Que ha visto fracasar más de un gigante.

Mis guerreros
Mis bestias
Mis dragones.

Como explicarles a ellos
Que son fuertes…
Como en su condición de excepcionales
Los vuelvo a someter a la insurgencia
De verme transitar
Lo inexplicable
La identidad
Que tantos remolinos
Orado
Se desploma insatisfecha
Cubierta de catástrofes y hambrienta…
Como el huerto de penas de Machado
Las ruinas de Shical
O el pesimismo
Que me ha vuelto un muchacho insoportable
Por qué un par de mugrientos mercenarios
Se hicieron con la pierna y los cachorros
Los siento transitar
Suaves
Urgentes
Los quiero consolar
Pero ya es tarde
Lo saben los más jóvenes, los grandes
Y están dispuestos siempre para el tajo…
O apedrear mis monótonos vestidos
Si no vuelvo a marchar por la alegría
Quisiera consolar los miserables
Fenómenos del genio y la palabra
Con la clarividencia de una nota
Que le recuerde al viejo en bicicleta
O el olor de mama lavando a tiros
O nuestra navidad de serenatas
Cantar…
Como David…
Frente a las ruinas
Al barrio de mis múltiples olvidos
Cantar…
Para pagar el sacrificio
La fe y la honestidad de la esperanza…
Cambiar la flauta
O la Honda
Que es lo mesmo
No esperan otra cosa que la risa
Y es justo que no aguanten la pavada
Si alguien vuelve a callar y el homicidio
Se extiendo por las vírgenes praderas
Donde afilan sus lenguas la quimera
Y el miedo al despropósito nos traba
Mis únicos testigos
Mis dragones.
Se habrán levantar a mi costado
Con mi ligera mueca de… partimos
Y un puñado de versos…
Tortas fritas…
Mientras sobre las copas de los fresnos
Se escucha el retumbar de los tambores
Las lámparas que rozan los vestidos
Los carromatos tímidos del alba
Los Ángeles del juicio…
Los cantores…
Listos a celebrar el paso humilde
De nuestra aristocracia de fracasos
De los que siendo machos… se hacen hombres
En la ciudad dormida de la hazaña.

Mis guerreros
Mis bestias
Mis dragones
Mis únicos testigos
Mis hermanos.

Metáfora nocaut (tango)

Metáfora nocaut mordió la lona
La facha y la promesa del barrio pajarito
Tratando de pararse entre las cuerdas
Como un sachet de leche… pobre tipo
Abra que armar un yeite juntar guita
Los turros que garpaban el burro se borraron
Hasta a vos que te importa poco o nada
Sabes disimular… si no es para silbarlo
Pobre animal precoz de calzas anchas
Pobre pichón del sueño mediocre y suburbano
Llorando en el cuartito no haber pegao el gancho
Que me contó Ricardo con pena… era de merca
Que podemos hacer por el pequeño sata
Si no es junar moviendo la cola en la vereda
Hay que hacerse hombre dijo Cecon junto a la arena
Pero es yiome esta racha… talento pa el fracaso
Por más que no te importen las pulgas de estos gatos
Como te ven te tratan… lo dijo el dinosaurio
Que te importa no es cierto
Que te importa
Metáfora sufriendo la pena como un chancho
Que es difícil zafar feliz perro ladino
Que es difícil que es duro lo se lo dijo el Gaucho
Masticar y llorar al mesmo tempo cuesta
Pero como explicarte mejor… mi animalito
Que te quedes conmigo en la vereda
Sin junar farabutes
Ni espiantar las cachorras
Es todo un buen detalle que escusa este quilombo
Si pasa el Facu el Juli piantamos pa el cotorro
A unas cuadras del barrio la cucha, el parrillero
Del ranchito modesto que jue una vez tú casa
Aunque ni te nefriegue lo se perro sorete
Le tiro un diego al púgil… lo juro por Basanta…

Rafael Restaino

Compartir en: