EVITA Y LOS JUEGOS DEL PUEBLO

El general Perón y Evita tenían muy claro que los deportes populares podían y debían ser vehículos de transmisión de valores esenciales como la solidaridad, la generosidad y el compañerismo. Y todo desarrollado en un marco de alegría compartida y también de cuidado de la salud a través del Estado.

A mediados de 1948 (Primer gobierno de Perón), Evita impulsó desde su Fundación de Ayuda Social, el Campeonato de Fútbol infantil, un evento federal que significo la primera intervención del Estado argentino en materia deportiva para promover la inclusión social de niños de sectores postergados y, al mismo tiempo, realizar un eficaz control sanitario en la población infantil.

Esta iniciativa integraba todos los clubes de barrio y se desarrollaba bajo el control del Ministerio de Salud Pública a cargo del doctor Ramón Carrillo.

Participaban pibes de entre 11 y 14 años, a los que se les confeccionaba una ficha medica obligatoria para que el Estado tuviera la información y realizara un seguimiento constante (chequeo médico completo, asistencia clínica, servicio de odontología, entrega de medicamentos, planes de vacunación…).

Para los pibes, participar en aquellos campeonatos era una fiesta… Evita les daba todo: zapatillas, medias, pantaloncitos y camisetas de fútbol… y encima jugaban en estadios de primera división y con pelotas de cuero…Y muchas veces, la propia Evita daba el puntapié inicial de los partidos.

En su inicio, este campeonato se desarrolló en la provincia de Buenos Aires y Capital Federal. Pero, para 1950, ya se había ampliado a todo el territorio nacional.

En estas competencias surgieron verdaderas estrellas del fútbol de la talla de Rattin, Sivori, Menotti, Maschio, Marzolini… (la lista es interminable).

En 1951 se incorporaron nuevas disciplinas, como básquet, atletismo, natación, vóley y ajedrez. Y en 1953, se integraron las niñas.

Por entonces, ya participaban más de 150 mil pibes y pibas. Y el campeonato pasó a denominarse Juegos Nacionales Evita (quien ya había partido terrenalmente).

«El objetivo principal del deporte debe ser perfeccionar la salud y desarrollar un rol socializador antes que formar campeones», era la prédica del doctor Carrillo, padre del sanitarismo en Argentina.

El golpe de Estado de 1955 clausuró estos torneos. Recién retornaron en 1973 con la tercera presidencia de Perón y ampliando la participación hasta el límite de 18 años. Un jovencísimo Diego Maradona participo de las ediciones de 1973 y 1974 integrando el equipo de «Los Cebollitas».

El golpe de Estado de 1976 volvió a prohibirlos.

Volvieron con Néstor Kirchner en 2003, incorporando la participación de los colegios y nuevas actividades deportivas y ahora también culturales. Y se agregó la categoría Adultos Mayores.

En 2008, la presidenta Cristina Kirchner los transformo en Ley 26.462. Y para el año 2010 ya participaron más de un millar de niños, niñas, jóvenes y adultos mayores.

Aquel campeonato de Fútbol Infantil ideado y desarrollado por Evita, junto al doctor Carrillo, fue y sigue consolidándose como el evento de deporte social más importante en la historia argentina y latinoamericana.

Carlos Alberto Bonet

Compartir en: