NUESTRAS CANTORAS (UNA SERIE DE VARIAS ENTREVISTAS) | HOY CORA TULLIANI

"Me han visto nacer en folclore, pero soy una intérprete que goza y disfruta otros estilos"

Cora Tulliani nació y creció en Pearson y, aunque ella tiene francas añoranzas de su terruño, la consideramos más pergaminense que la Plaza Merced. Es, a mi juicio, una de las mejores voces de la región. Canta todos los ritmos y todo lo hace bien. Pero, por sobre todas las cosas, es una persona adorable que se comunica con la misma ternura con que interpreta sus canciones. Cora es entrañable, más allá de su profesionalismo. Es también alguien que piensa en sus shows y en toda la generación de artistas que la rodean y, fue así como convocó a la mayor parte de las intérpretes femeninas de nuestra ciudad para “formatear” un show francamente inolvidable en el que no faltaron algunas de sus alumnas.

En fin, que acá comenzamos con una larga lista de vocalistas femeninas de este Pergamino, que vamos a entrevistar con un orden arbitrario y vamos a escuchar sus temas, porque cada una de ellas nos enriquecerá con algunos de sus videos para acompañar la nota.

Por todos esos motivos, por méritos propios y porque la queremos, Corita encabeza la lista y, desde acá, le decimos, Gracias Cori, gracias por tus canciones y tu paz.

-¿Cómo llegás a Pergamino?

-La vida y sus circunstancias me trajeron por estos pagos y aquí forjé, también mi carrera. Con hijos muy pequeños, poco tiempo libre por el trabajo en el comercio (que aún hoy ejerzo con felicidad); y la demanda que ello implicaba… Comencé a cantar por lugares hermosos, con gente muy cálida. En 1999, después de haber sido parte de la formación «Sigma» (pop, folklore y baladas) y la banda de cuarteto «Karina», donde era vocalista. Llego a Pergamino, gracias al tremendo apoyo de artistas como Fernando Crespi, el trío vocal «De voz en voz» y músicos de la ciudad. Empecé a trabajar y mostrar lo que hacía, que, en verdad, eran un puñado de canciones folclóricas y todo lo que se puedan imaginar. Trabajé en fiestas, casamientos, festivales; y así transcurrió mi vida por muchísimos años. La gente de esta ciudad me recibió con un corazón inmenso; al igual que los colegas. Fue siempre un placer compartir escenario con mis pares; es un lujo que me gusta darme a menudo y decirles: Gracias por tanto tanto cariño.

Los inicios y el show

-Hablame de tus inicios…

-Extensa podría ser esta pregunta, pero te la voy a sintetizar. Mi amor por la música y el canto nace a través de mis padres, mamá cantaba desde pequeña con su hermana (tía Sole) como hobby; y papá amaba las grandes orquestas típicas. Tango y folclore infaltables en casa. Con la adquisición de mi primer guitarra a los ocho años, comencé a estudiar música (puente para estar y decir presente en cada reunión o festival del cole, Escuela Número 12 del pequeño gran Pearson). Más tarde, a los 13, comencé a representar a delegaciones y formaciones vinculadas con la danza folclórica, actividad que también practicaba; viajábamos muchísimo a hermosos encuentros. Conocí muchos lugares y amigos, colegas con los que hasta hoy tengo una relación hermosísima. Fueron mi pilar en la niñez, incluso adolescencia: Ballet «El Cencerro», «El Cimarrón»… Allí comenzó un hermoso camino de aprendizaje… (siempre compartir) haciendo lo que ya era mi destino forjado y sentido: cantar. Representé a la provincia de Santa Fe en varios festivales, incluso en Buenos Aires. Hasta que, a los 20 años, ya estando en Rosario, elegí estudiar periodismo en el ISET 18, carrera que terminé en 1995 y allí opté por seguir esta huella cantora hasta estos días.

-¿Cómo armas un show?

-Siempre, a la hora de cantar, o proponer un show me mueve un sentir, un momento… Uno se va enamorando y descubriendo autores y con ellos, canciones, melodías. Si bien he incursionado por muchos ritmos musicales, prevalece en mí el folclore, mi raíz, mi comienzo. El cancionero es inmenso y eterno. Junto a talentosos amigos y colegas tratamos de seguir un hilo conductor para armar un show. La idea es dejar un mensaje, cantar al paisaje, al amor, a nuestras costumbres, al momento actual… y otras veces por gusto nomas, canciones de siempre que han acompañado nuestro andar; es lindo traerlas a nuestros días, esas inoxidables en el corazón, que siempre están ahí y afloran sin querer.

-Siempre te lo pregunté y lo sigo preguntando: ¿Por qué te quedaste acá?

-Después de haber grabado mi primer material discográfico (1999, 2000) titulado Cántaros, ya vivía en Pergamino, formé mi familia y me instalé en esta ciudad, que ya me conocía como artista. Con la llegada de mi primer hijo, y luego, un trabajo, me quedé aquí. Los vaivenes, esos que tiene la vida, hicieron que me ocupara de mi hijo y todo lo que vino luego. Muchas responsabilidades y trabajo al mismo tiempo hicieron que se tornara difícil jugársela en ese momento e ir a buscar otros rumbos. Siendo este lugar raíz, fui haciendo música, viajando, cantando en distintas ciudades y pueblos, fiestas privadas, acontecimientos familiares; grabando alguna que otra canción por allí, pero trabajando siempre, contra viento y marea, sin bajar los brazos.

-¿Qué ventajas te da haber hecho tu carrera en Pergamino?

-Que siempre tuve trabajo, que aquí pude cantar sin pausas, enriquecida por artistas, tantos que si los nombrara y me quedara alguien fuera, sentiría mucha culpa, pero es la oportunidad, para agradecer el haber proyectado y compartido conmigo, tanta magia y tanto arte. Algunos ya no están. Y siempre agradecer al público, que con tanto amor y aceptación me recibieron aquí. Mis gracias infinitas por el reconocimiento y la convocatoria aún vigente en cada evento, cada encuentro. Pergamino ha sido punto de partida para trasladarme hacia otros lugares. Hermosa ciudad… del pueblo a Rosario, de Rosario a Pergamino… estoy feliz de que el destino me trajera hasta aquí, donde juntos a la par, hemos crecido con mis hijos.

El público y la gran convocatoria

-¿Por qué crees que la gente te elije y cómo: con folklore o balada?

-Los que me conocen desde hace tiempo me han visto nacer con nuestra música popular, folclore, pero siempre he sido una intérprete que ha gozado y disfrutado al máximo otros estilos, como el pop o el rock nacional. Están aquellos que prefieren oír a Cora en pop, y otros en folk. Siempre me sentí privilegiada, porque he podido trabajar cantando lo que he tenido ganas de hacer con la suerte fabulosa de cruzarme con gente tan talentosa, no solo de esta ciudad, sino con las formaciones con las que he plasmado proyectos. Algunos dirán si bien o mal; creo que el público es el que determina ¿no? Lo que puedo decir y afirmar es que cuando lo hago, es con todo el corazón. Al cantar, en un escenario, o en rueda de amigos, no importa donde, dejamos un poquito de nosotros. Los que no componemos, encontramos en la poesía, quizás, algo que nos identifica: un mensaje, una historia y allí va, allí andamos. Este es un camino donde prepararse; estudiar y madurar son la clave de la continuidad…

-¿Priorizás el cuidado de la voz? ¿En qué tiempo y cómo?

Me cuido bastante; hoy más que ayer. La voz es una herramienta importantísima no solo para el cantante. Es un músculo que, si no lo cuidás y abusás, tiene sus consecuencias. Vos, como actor. Lo sabés y creo que darías fe de ello.

-¿Cómo se te ocurrió la propuesta de que tantas intérpretes femeninas locales se juntaran en un show (hablame de él) y para cuándo otro?

-El show «Juntas» fue una hermosa idea. Consistió en plasmar un show con mujeres cantantes de esta ciudad, y la intervención en el espectáculo de actrices, locutoras y bailarinas, para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, fecha más que importante para hacer y decir. Sentí que era una linda oportunidad, además de generar un espacio compartido con alumnas del taller de canto, que actualmente dirijo y artistas consagradas por así decirlo, con más camino y experiencia adquirida; algo diferente y nuevo para nuestro público. Con la presencia de músicos de aquí y la zona y el excelente montaje de sonidistas e iluminadores, se gestó el plan. Experiencia bella para todas, para mi alma. Nos quedó pendiente un bis. También, agradezco siempre el sí, de aquellas que fueron convocadas; fue un disfrute pleno.

-¿Cómo ves el panorama musical en cuanto a intérpretes femeninas? ¿Podrías destacar alguna sobre el resto?

-En verdad, Pergamino es un crisol de talentos, adolescentes y niños que deciden andar por el bello camino del arte, con muchas condiciones. Creo que es importantísimo para una comunidad y su crecimiento y que, desde el Municipio, se les brinde ese espacio, como también el apoyo desde las familias, acompañar al niño o adolescente y fomentar el descubrimiento del arte. No sólo hablo de la música; es importante darle espacio a la nueva generación y gestar espacios. Es la tarea.

-¿Proyectos… futuro?

-Mis proyectos para este año, en tiempo y forma, serán seguir con los talleres de canto que, desde el año 2015, llevo adelante, con el apoyo incondicional de profesionales dedicados a la voz; seguir creciendo, aprendiendo y preparándome en lo musical con el sueño siempre a cuestas: poder grabar, si los tiempos de Dios y el universo así lo dictaminan un nuevo proyecto con canciones inéditas. Ya estamos trabajando en ello, así como en la puesta sobre el escenario. Así andaremos en este tiempo raro, que quiere moverse y ajustarse de a poco. Allí andamos como podemos, pero andamos.

CORA TULLIANI (2020) - "Me asomo" (canción) Olga Román

CORA TULLIANI (2020) - "El beso" (vals peruano) Pedro Aznar - Lucho González

Jorge Sharry

Compartir en: