RAI CRESPI: “EL PATRIARCADO ES UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA”

“Viva los hombres muy hombres: 
los que lloran, los que se besan, los que no la tienen más grande que el resto. 
Los que no necesitan demostrar que son hombres, los que aman, los que se emocionan,
los que respetan, los que abren los ojos. 
Vivan los hombres que ayudan a otros hombres a ser hombres muy hombres” 
                                                                                  EntreHomes.

Entrevista a Rai Crespi por Mónica Filippini.

Una entrevista realizada desde Barcelona, España, en la que abordamos las masculinidades alternativas con un hombre comprometido en construir una sociedad más igualitaria. Conoceremos a Rai Crespi[i], su pensamiento y su trabajo con masculinidades desde lo público y lo privado: “Desde el 2008 me dedico al trabajo de género y masculinidades y desde el 2011 ejerzo como terapeuta humanista. Mi trayectoria profesional en el ámbito terapéutico está muy ligada a mis procesos vitales y personales.

A los 18 años, tras una crisis personal y existencial potente, entré en el mundo del autoconocimiento por una necesidad casi de supervivencia. Provenía de los movimientos sociales y me adentré en algunas corrientes espirituales y en la meditación, que me tocaron profundamente y me generaron comprensiones que me libraban de la dicotomía bueno/malo y de las luchas internas en las que me sentía tan atado. Poco después, la psicoterapia me ayudó a aterrizar aquellas comprensiones y elaborarlas en mi día a día. En la Terapia Gestalt encontré un espacio seguro, confrontador y de responsabilidad para desentrañar mi malestar, aprendiendo a escucharme más y a tomar conciencia de los bloqueos emocionales, cognitivos y corporales que me arrastraban a la desconexión de mí mismo y de los demás. El autoconocimiento es un camino largo que parece no tener fin y en el que siempre van saliendo nuevas comprensiones, triunfos y dificultades. Aquí seguimos.

En un largo viaje de tres años por América vi claramente la alegría y la belleza de acompañar otras personas, con humildad, desde donde soy y desde lo que sé. Honestamente, me siento privilegiado de ser testigo de los procesos de las personas que confían, que se abren y que encaran con valor y sinceridad sus vidas.

El trabajo con hombres y con mi propia masculinidad ha pasado por diferentes fases. En una primera, mi dedicación estaba orientada a erradicar el machismo a través de la pedagogía y el trabajo personal. El auto-análisis de cómo el patriarcado actúa en mí y en los demás hombres en muchos ámbitos, generando privilegios y violencia a través de modelos cerrados, fue la tarea principal que me empujaba en este campo. Poco después, tuve la oportunidad de profundizar y descubrir un sutil tejido de dolor, miedo, culpa y aislamiento cuando me miraba como hombre.

El trabajo como hombre, en este sentido, me ha llevado a reconciliarme con ciertos aspectos internos para ponerlos al servicio del otro, y a reconciliarme también con las figuras masculinas de mi vida, liberándome de la distancia, el juicio subyacente y el anhelo del buen-hombre. Así, entre el ideal de ser un buen niño y el mandamiento patriarcal del hombre todopoderoso y dominador, voy encontrándome a mí mismo, con mi sensibilidad, cuidado y vulnerabilidad, pero también con mi fuerza, firmeza y claridad. Una manera de ser hombre que integra el mundo de los afectos, el intelecto y la vertiente corporal, social y espiritual.

Desde entonces he estado acompañando a otros hombres a parar y mirarse, escucharse e iniciar viajes de autoconocimiento. Creo firmemente que en tiempos tan convulsos y de cambios paradigmáticos, se necesitan espacios seguros donde poder desaprender todo tipo de condicionamientos y empezar a mirarse con atención y amor, sea lo que sea que veamos, al tiempo que vamos asumiendo más responsabilidad en nuestra vida y nuestras relaciones.

Desde hace unos años, y más aún con la llegada de nuestra hija Jade, el tema de la paternidad en los hombres me ha despertado mucho interés. Fruto de un viaje personal intenso, con muchos movimientos, veo también en los otros hombres que la paternidad es un momento vital que se presenta como una oportunidad a afrontar.”

Rai Crespi es director y fundador de EntreHomes. Un espacio que trabaja desde una perspectiva de masculinidades saludables: “unas masculinidades que se alejan de la violencia y abrazan la vulnerabilidad, que atraviesan el miedo al fracaso, al dolor y al error, que no se sienten menos valiosas por no saber, que encuentran fuerza en la fragilidad.

Unas masculinidades que integran los afectos, el cuerpo y el intelecto, que saben ocupar su lugar sin negarlo a otras, que descubren el poder personal sin dominación, que abrazan y se responsabilizan de su sombra.

Unas masculinidades que escuchan y cuidan, que se automaternan y se entregan, que pierden el miedo a dar, recibir y pedir; unas masculinidades humanas, abiertas, sensibles, instintivas, poderosas y compasivas.

Unas masculinidades que no se miden por atributos de poder y potencia, sino por presencia y aceptación.

Unas masculinidades que no necesitan negar aspectos internos, sino que más bien amplían y crecen con cada parte que ven y experimentan.

Unas masculinidades valientes que abrazan la incertidumbre a descubrirse a sí mismas.”

Rai nos invita a reflexionar sobre masculinidades en re-construcción que abrazan la incertidumbre a descubrirse a sí mismas cuestionando el patriarcado. Un proceso que produce un reencuentro entre hombres y mujeres desde el cuidado, la expresión y la escucha Una entrevista que nos permite relacionarnos con experiencias de otro país, nos hace pensar y nos interpela.

[i] Rai Crespi
Nacido en Mallorca y radicado en Barcelona desde el 2004.
Licenciado en antropología social y cultural y terapeuta. Se ha formado entre Europa y América en terapia corporal integrativa, y en su quehacer profesional se fue especializando en el acompañamiento a hombres que ejercen violencia.
Formado en atención a víctimas de abuso sexual.
Formado en Teatro Social.
Desde el 2008 ha trabajado en diferentes proyectos y asociaciones:
2014 a 2017 Proyecto Cambiémoslo, Servicio de Atención a Hombres por la promoción de relaciones no violentas. Ayuntamiento de Barcelona.
Asociación por la Promoción de la Convivencia y la Igualdad– Medidas Penales Alternativas.
Espacios para la Igualdad.
Tallerista en El Safareig, Grupo de Mujeres Feministas de Cerdanyola del Vallès.
Cofundador de Espai Comú – Terapia de Pareja. Colaborador del equipo terapéutico de Acompañamiento Familiar.
Entre 2015-2016 Fundador y director de EntreHomes: terapia, formación e intervención social especializada en la condición masculina.

Mónica Filippini | Psicoanalista

Compartir en:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on print