PERSONAS CON DISCAPACIDAD

LAS BARRERAS DE UNA CIUDAD INACCESIBLE Y NO INCLUSIVA.

Uno de cada diez pergaminenses padece una discapacidad permanente o transitoria. Cientos de adultos mayores están limitados por su movilidad reducida. La ciudad está plagada de barreras físicas, urbanas, arquitectónicas y de transporte que impiden la integración y el ejercicio pleno de los derechos humanos y ciudadanos. Obstáculos que profundizan la discriminación humana y la segregación social. Todos los días se incumple la legislación local existente y el principio de igualdad consagrado en la Constitución Nacional.

Pergamino le dice “No podés” a la persona con discapacidad. “No podés desplazarte, circular, transitar, usar públicamente con autonomía, seguridad y libertad todos los medios, espacios, y oportunidades que ofrece la ciudad.

Una ciudad que le dice “no podés” al que ya de por sí “algo no puede”. Y es un “NO SOCIAL” al derecho a la participación en comunidad porque no se le facilita un hábitat-entorno accesible.

Es una barrera cultural y es la madre de todas las barreras porque se parte de no registrar al otro. Una injusticia que se sostiene desde la indiferencia y por la ausencia de políticas públicas estatales diseñadas con sensibilidad e inteligencia junto a las instituciones representativas de la sociedad civil dedicadas a la discapacidad.

Un simple recorrido atento por todo el partido de Pergamino, vale de ejemplo para comprobar en la realidad tangible y cotidiana, la extraordinaria deuda ética y legal que la sociedad y el estado tenemos con las personas con discapacidad.

CORREO ARGENTINO
CENTRO MÉDICO INTEGRA
FISCALÍA
PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED
PLAZA 9 DE JULIO
REGISTRO CIVIL

¿Hay excepciones? Si. Pero debiera ser la regla.

ESCUELA NORMAL SUPERIOR
COLEGIO NACIONAL
JARDÍN DE INFANTES - ESCUELA NORMAL

LA CARTA ABIERTA DESPERTADORA DE CONCIENCIA

Con motivo de las últimas elecciones legislativas, dos personas con discapacidad motora publicaron una Carta Abierta a los candidatos de todos partidos y frentes políticos participantes, denunciando las dificultades por las que atraviesan y la larga lista de históricas situaciones que viven a diario, los incumplimientos legales y lo que todavía falta decidir para ser una ciudad accesible e inclusiva.

Adriana Cantale y Antonela Trotta fueron contundentes a la hora de expresar y ser la voz de muchas personas con derechos vulnerados en aspectos vitales del ser humano.

“Para los que no tenemos vehículos adaptados para transportar sillas de rueda, nos encontramos con la necesidad de tomar un remis y no existen remiserías que cumplan con la ordenanza que dispone que las agencias deben garantizar una unidad con baúl con capacidad para transportar sillas de rueda”.

“Se hacen reformas en plazas, como la de los Inmigrantes, en donde rellenan caminos internos con empedrados donde no se desliza una silla de ruedas. Nos desgarra y nos duele síquica y físicamente pensar que si necesitamos o queremos ir a un lugar (médicos, teatros, cine, plazas, restaurants, supermercados, gimnasios…etc.), nos preguntamos: ¿tendrá escalones?; ¿tendrá baño adaptado?; ¿tendrá puertas amplias, rampas, agarraderas? En las elecciones nos acercan la urna a los autos donde nos llevan sin garantía de privacidad del voto, porque no accedemos a los cuartos oscuros de las mesas de votación en las escuelas y no adaptan espacios especiales externos si no se puede ingresar”.

“Nos pasa en espacios de salud, deportivos, iglesias, escuelas, comercios, organismos públicos”.

El autotransporte urbano de pasajeros concesionado en Pergamino adaptó siete micros del total del mapa de recorridos. El Concejo Deliberante logró un ascensor para garantizar el derecho político a participar de la parte alta del municipio, pero no todo el municipio está adaptado. 

Antonella Trotta, firmante de la carta abierta. Denuncia inconvenientes para votar.

No se cumple la ordenanza de ocupar un 4 por ciento del total del personal de la planta municipal con personas con discapacidad, ni tampoco el funcionamiento de un kiosco propiedad del Consejo Municipal de Personas con Discapacidad, dentro del edificio municipal atendido por personas con algún grado de discapacidad.

Duerme en comisiones de estudio y áreas burocráticas un proyecto de ordenanza para instalar baldosas podotáctiles para personas con problemas visuales en circuitos de esquinas y veredas de necesaria transitabilidad.

Desde que se promulgó hace ocho años la ordenanza integral de accesibilidad no se cumple, ni controla, ni sanciona desde el municipio, el artículo que indica que no se podrá habilitar comercios y lugares de esparcimiento que no cuenten con baños accesibles y características adecuadas a la discapacidad.

EL HISTORICO “NO PODÉS”

Los mensajes que envía la ciudad no incluyente y discapacitante son:

“NO PODÉS” estacionar tu vehículo especial en estacionamientos cercanos a entidades bancarias, supermercados, edificios públicos.

“NO PODÉS” ir a sanitarios adaptados en edificios públicos y privados, ascender o descender en ascensor con tu silla de ruedas.

“NO PODÉS” disfrutar de espectáculos públicos porque no hay zonas reservadas, señalizadas y adaptadas con los símbolos indicativos de tu silla de ruedas.

“NO PODÉS” activar o desactivar alarmas porque los dispositivos no están al alcance o no los percibís porque tus capacidades auditivas, visuales o sensoriales no te lo permiten.

“NO PODÉS” hacer trámites en organismos públicos, entidades sociales o profesionales porque no hay pisos antideslizantes o las oficinas están en plantas altas con escaleras.

“NO PODÉS” usar ascensores donde no hay elementos de manejo detectables de sistema braille si tenés limitaciones sensoriales visuales.

“NO PODÉS” usar y disfrutar de espacios públicos recreativos verdes porque no hay mobiliarios y senderos y sanitarios adaptados.

“NO PODÉS” atravesar aceras donde hay obras públicas y privadas porque no están señalizadas y protegidas debidamente con vallados especiales y elementos de detección de obstáculos por anticipación.

“NO PODÉS” comprar ropa o calzado porque no hay probadores o vestidores apropiados a tu necesidad.

“NO PODÉS” comprar en el súper porque no hay changos adaptados, góndolas a la altura de tu silla o listas de precios en braille o asistentes en lengua de señas.

“NO PODÉS” compartir con amigos bares, confiterías, locales bailables por falta de adaptación del espacio y sanitarios adaptados.

La cadena de la accesibilidad tiene cuatro premisas: “llegar, acceder, permanecer y salir”. Diseñar en diferentes escalas el hábitat como lugar para todos, según una visión humanista arquitectónica es un compromiso ineludible.

La persona con discapacidad no es “un mundo aparte”, sino que es “parte de este mundo”. No es un objeto de caridad. Es un sujeto de derecho que forma parte de la diversidad humana.

En el mediano y largo plazo Pergamino debe gestionar una ciudad accesible e inclusiva.

En una sociedad diferente, todos seriamos iguales.

La ciudad del SI PODÉS debe estar en la agenda política, social y cultural de una sociedad que debe vencer su egoísmo y aprender mucho de solidaridad e igualdad.

Videoclip "Soy yo", canto a la inclusión de las personas con discapacidad.

Canción "Piensa Diferente" - Promoviendo los derechos de las Personas con Discapacidad.

Gustavo Pérez Ruíz

Compartir en:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on print