3 | LOS MELONES SE ACOMODAN

Después del reto que le diera Don Quintillo a Dominguez, continuaron con el análisis de los textos que enviara el Muchacho.

Calamuchita y el Doctor Isea intercambiaban opiniones, escribían apuntes, y tomaban Amargo Obrero con limón y soda acompañado de quesitos con pimienta que se hicieron subir desde el bufet del Club.

—¡Pity! —Venga, tome nota por favor —dijo Don Quintillo—. Usted, que es el responsable de sintetizar estas cuestiones, dígale al Muchacho que Sí.

Que antes de iniciar cualquier actividad, sea ella, artística, social, política o todo eso junto, que el primer paso es: «Organizar las almas».

—¡Peerfectooo! —dijo el Pity, manotiando unos quesitos.

Luego se pasó al tema de “Diversidad o Uniformidad” y “La libertad del pueblo”. Al debate se sumaron: Carlito, sin sus dos hermanos, y el Profesor Antognoli, que desde hacía un buen rato habían bajado al bufet para jugarse un partido de Truco. De cuatro.

Carlito escuchaba atento, con ese aire místico que lo caracteriza, y su elegancia, tanto en el vestir como en el decir. Físicamente es igualito a Carlos Monzón. Y el Profesor cada tanto intervenía con sus aportes clásicos: Hay que ver la etimología de la palabra, y… No es cuestión de quedarse en comprartimientos estancos. Ignoro cómo hizo el Pity para llevar al papel, la oralidad de los presentes. Se dijo, entre otras cosas: Ojo con las síntesis, que enseguida se transforman en consignas y que nosotros estamos a favor de eso, siempre y cuando se conozca también la complejidad de donde proviene.

O sea:

Sí a la brevedad, como resultado de la síntesis de la complejidad, y que lo mejor es ir como un péndulo, de la uniformidad a la diversidad, de lo colectivo a lo individual, sin quedarse en ninguno de los dos lados.

O mejor aún, un movimiento que contrae, abre, contrae, abre…

—¡Como el upite! —le dijo el Ruben al oído del Víbora—.

Carlito intervino acentuando en los cuidados que hay que tener hoy en día. —Fíjense en esto —dijo, e hizo una pausa larga poniéndole suspenso a la cosa.

—Lo hegemónico o uniforme ahora es el mundo liberal, y las peleas que se dan en nombre de la “diversidad” se llevan a cabo de un modo liberal, y los que dan esas peleas no se dan cuenta de que quedan “uniformados”. Y como los Estados no pueden atender los reclamos de las mayorías, lo que nosotros definimos como Colectivo, bueno, mirá que astutos los fulanos, dinamitaron el significado de “Colectivo” y lo transformaron en un montón de “colectivitos”, veinte giles se juntan para jetearle algo al Estado y se presentan como un Colectivo y … —Disculpe que lo interrumpa Carlito —dijo Don Quintillo—. Esto es muy interesante, y por favor no vaya a tomar a mal lo que le voy a decir, pero ¿Es producto de un análisis propio? O usted ha recibido alguna influencia de…

—Estuve con María —dijo Carlito.

—¡Ah!, ahí está, ya me parecía, claro.

—Le comento —siguió Carlito—. La semana pasada estuve charlando con María porque fui a ayudarla a hormigonear, se levantó una pieza cocina y baño en el fondo del terreno de la casa de la madre, ella y el novio, solitos la levantaron, les quedó muy linda, por lo menos ya se pueden meter adentro, después vendrán los detalles, y el terreno es grande, hasta un gallinero van a meterle. Y bueno, en los descansos la María comentó varias cosas, entre ellas esto que acabo de explicar.

—¡Esa piba vale oro! —dijo Don Quintillo.

—No es para tanto —contestó el Pity, y el Ruben le dijo al Pity que él estaba celoso, pero tomátela le respondíó el otro y el Ruben que lo que pasa es que la María nunca te dio bola, y el otro que por qué no me chupas las bolas—.

Continuará…

INTEGRANTES DEL CENTRO DE ESTUDIOS LA DORMIDA

Don Quintillo, conductor político y social del arroyo para acá.

El Doctor Isea, doctor de todas las disciplinas habidas y por haber y de las indisciplinas también.

Elvira, docente jubilada de autoridad indiscutida en la zona.

Calamuchita, hombre muy leído.

El Profesor Antognoli, director de teatro retirado.

Dominguez, que no se sabe muy bien si es que no terminó de irse del más acá o está volviendo del más allá.

Carlito (sin ese), se presenta singular, pero en realidad son tres hermanos en uno.

El Pity, joven escritor encargado de llevar al papel (lo mejor que se pueda) la oralidad de los integrantes del Centro de Estudios.

El Ruben, levantador de quiniela y tesorero de la Institución.

El Víbora y El Gitano, cuando les conviene son uno solo.

María, una bella e inquieta muchacha con ideas transformadoras.

Roberto Iriarte

Ilustraciones: © Luis Farías: Nació en 1976. Estudió dibujo con Luis Contrera y colabora con Roberto Iriarte en algunas publicaciones. También es profesor de historia.

Compartir en:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on print